SEÑALES EMERGENCIA

¿Cuantos tipos de señales de alarma hay?

El Real Decreto 485/1997, de 14 de abril, trata sobre las disposiciones mínimas en materia de señalización de seguridad y salud en el trabajo. En él se detallan entre otras cosas, el significado de los colores en las señales de alarma y las características y requisitos de uso de las señales acústicas. En el Anexo II de dicho Real Decreto se explica claramente el significado del color de las señales de alarma y emergencia.
Los colores de seguridad en situaciones de alarma podrán formar parte de una señalización de emergencia o constituirla por sí mismos. A continuación, os mostramos los colores de seguridad, su significado y otras indicaciones y precisiones sobre su uso:
Señales de alarma de color rojo:
– Señal de prohibición: comportamientos peligrosos.
– Peligro-alarma: alto, parada, dispositivos de desconexión de emergencia. Evacuación del lugar.
– Material y equipos de lucha contra incendios: identificación y localización.
Señales de alarma de color amarillo o amarillo anaranjado:
– Señal de advertencia: atención, precaución. Verificación.
Señales de alarma de color azul:
– Señal de obligación: comportamiento o acción específica según la circunstancia.
– Obligación de utilizar un equipo de protección individual.
Señales de alarma de color verde:
– Señal de salvamento o de auxilio: puertas, salidas, pasajes, material, puestos de salvamento o de socorro, locales.
– Situación de seguridad: vuelta a la normalidad después de una situación de emergencia.

En las situaciones de emergencia se utilizan señales luminosas para avisar al personal, pero también señales de alarma acústicas que deben tener las siguientes características y requisitos de uso:
1. Su nivel sonoro debe ser superior al nivel de ruido ambiental, de forma que sea claramente audible, sin llegar a ser excesivamente molesto.
2. La duración, intervalo y agrupación de los impulsos deberá permitir su correcta identificación y la distinción frente a otras señales acústicas o ruidos ambientales.
3. Si un dispositivo puede emitir señales acústicas con un tono o intensidad variables o intermitentes, o con un tono o intensidad continuos, se utilizarán las primeras para indicar un mayor grado de peligro o una mayor urgencia. El sonido de una señal de evacuación debe ser continuo.
4. Una señal acústica indicará, al ponerse en marcha, la necesidad de realizar una determinada acción y se mantendrá mientras persista tal necesidad.
5. Al finalizar la emisión de una señal acústica se adoptarán de inmediato las medidas que permitan volver a utilizarlas en caso de necesidad.
6. La eficacia y buen funcionamiento de las señales acústicas se comprobará antes de su entrada en servicio, y posteriormente mediante pruebas periódicas.

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior
Securitas cliente
Main

Un circuito cerrado es una buena idea para tu negocio

Post Siguiente
alarmas direct
Main

Todos los negocios deberían tener un pulsador de emergencia