Detector de movimiento para interior y exterior

Detector de movimiento para interior y exterior
Los distintos sistemas de alarma funcionan gracias a un detector de movimiento que hace saltar la señal de emergencia cuando detecta un movimiento en las áreas cubiertas por sus sensores de seguridad. El detector de movimiento puede disparar las alertas mediante diferentes sistemas, por ejemplo, por sensores de infrarrojos que detectan los cambios de calor o energía en el ambiente. De esta manera, saltará la alarma cuando los rayos infrarrojos del detector de movimiento noten una presencia de temperatura superior a la del ambiente.
Otro tipo de detector de movimiento funciona por rayos foto eléctricos o láser que provocarán el funcionamiento de la alarma cuando ese rayo sea cortado o interrumpido por alguna presencia. Los sensores ultrasónicos son otra variedad, en este caso, utilizan una frecuencia de 30 Mhz, el transmisor rebota las ondas en las paredes, muebles, ventanas y techo cuando se interrumpe el recorrido de la frecuencia hace saltar las alarmas.
Los detectores de movimiento son muy útiles en casas individuales, chalets, adosados con jardín, terrenos etc. porque avisan de la presencia de intrusos antes de que lleguen a la casa o negocio pudiendo las personas que están dentro tomar las medidas de precaución necesarias para evitar la entrada del extraño. Algunas alarmas disponen de un panel de control portátil con botón habla-escucha que permite ponerte en contacto con una central de alarmas donde expertos en seguridad te aconsejarán sobre las medidas de actuación más adecuadas para cada circunstancia. Verificada la presencia de extraños desde esa misma central los profesionales pueden llamar a la Policía para que acuda al lugar.
El detector de movimiento como hemos visto hasta ahora, según sus modalidades, hacía saltar una alarma, pero se puede utilizar también para, conectado a un sistema de iluminación, alumbrar zonas de paso o de exteriores si detectan alguna presencia. La iluminación en muchos casos puede suponer un elemento disuasorio importante en lugares de paso o zonas de poca visibilidad, oscuras o almacenes ya que los intrusos sean reconocidos y detectados rápidamente y, además, pueden ser grabados por cámaras de seguridad que ayuden a identificar a cualquier persona ajena al lugar.
El avance de la tecnología ha disminuido el tamaño de los detectores de movimiento y, también, ha permitido reducir considerablemente las falsas alarmas debido a la presencia de animales, árboles, hojas o cualquier elemento de la naturaleza. Los sensores de movimiento son dispositivos capaces de emitir y recibir señales que le permiten detectar movimiento en la zona de vigilancia.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior

El detector de humo puede ser un elemento imprescindible en tu hogar

Post Siguiente

Infórmate de todos los sistemas de seguridad antes de tomar una decisión