SD

¿Todavía no tienes alarma en tu negocio?

Una alarma negocio es imprescindible para proteger la inversión de nuestra empresa y, también, a los trabajadores. Los pequeños hurtos ocasionan grandes pérdidas a los empresarios. Un atraco a nuestro local, a parte de la sustracción de objetos de considerable valor, supone un destrozo de mobiliario que te obligará a cerrar varios días. Solicita un presupuesto que se ajuste a tu circunstancia particular si todavía no tienes una alarma negocio.

Las empresas de seguridad más importantes ofrecen todo tipo de dispositivos y sensores para que todos los clientes encuentren una respuesta de seguridad adecuada a su situación. Por ejemplo, la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Toledo ha pedido a la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha la intensificación de la vigilancia de en la zona de La Puebla de Almoradiel y Corral de Almaguer ante los robos en explotaciones agrícolas que se han sucediendo durante las últimas semanas. Una alarma negocio con detectores perimetrales que salten en cuanto se acerque un intruso evitaría robos en el campo.

Los ladrones están aprovechando que ha comenzado la temporada de riego y, hasta la fecha, se han sustraído varios motores, motobombas y 7.000 metros de goma destinada a regadío. Los robos se están produciendo de madrugada y durante las horas centrales del día, coincidiendo con los momentos de menor actividad en el campo. Los agricultores de la localidad han decidido vigilar sus explotaciones durante todo el día. Una alarma negocio con cámaras de seguridad que controlen el recinto sería una solución adecuada para todos estos agricultores preocupados por la situación que están viviendo. Las imágenes serán controladas por una central que recibirá el salto de señal en cuanto detecte la intrusión en el lugar. Los daños económicos son cuantiosos, ya que un motor de riego cuesta entre 5.000 y 6.000 euros, mientras que el coste de las gomas de riego sustraídas ronda los 900 euros.

A estas cifras hay que añadir, además, las pérdidas que sufrirán los agricultores como consecuencia de la merma en la producción que puede ocasionar la falta de riego hasta que se compre y reponga el equipo necesario. Las altas temperaturas de los últimos días y la falta de agua por la falta de material frenarán el crecimiento de los racimos de uva, lo que puede repercutir negativamente en la cosecha final. Así que el perjuicio económico es muy grande porque estos robos pueden suponer la pérdida o reducción de cosechas de los agricultores afectados.

Etiquetas: , ,
Post Anterior
DSC_0021
Consejos Empresas de alarmas Main

Descubre las alarmas online que te ayudan día a día

Post Siguiente
Securitas Direct_negocios
Home Noticias

Las pequeñas y medianas empresas, muy concienciadas con la seguridad de sus negocios